De cierta forma sabemos que la bicicleta es muy buena para la salud y nuestro corazón, sin embargo dar por hecho que estarás bien solo por que haces ciclismo, es un error que no debes permitirte. Sobre todo con la estadística que marca que ciclistas de ambos sexos entre los 40 y 50 años, han presentado problemas cardiovasculares aun cuando son riders activos. Pon atención, si has sentido alguna de estas molestias.

Dolor en el pecho o rigidez. Suena a que no deberías ni dudarlo, ¿no? Hay miles de casos de todas las edades de gente que ha sufrido ataques al corazón sólo por ignorar esta molestia. Muchos lo relacionan con acidez o alguna molestia muscular. En el caso de las mujeres, los síntomas son muy poco perceptibles y se prestan mucho a la confusión, así que prevengan en cualquier molestia que se presente.

Latidos anormales. Las palpitaciones son otro síntoma que nunca debes ignorar. Si algo no se siente bien, entonces debes escuchar a tu cuerpo, si de pronto pasaste de estar en reposo ha tener 210 latidos por minuto, ¡cuidado!

Misteriosa pérdida de la respiración. Si eres ciclista, sin importar tu nivel, sabes que tienes un patrón de respiración cuando ruedas. Cuando no se siente de la misma forma, particularmente si es un tramo muy sencillo, algo anda mal. Es otra forma muy sencilla de saber que tienes un problema en el corazón.

Fatiga sin explicación. Esta es la advertencia más importante. Si estás a punto de perder el conocimiento, estás siendo muy agresivo con tu cuerpo y estás en gran peligro. Aquí surgen dos opciones muy importantes:

1.Podrías estrellarte
2.Podrías morir de forma repentina por un problema cardiaco.

Trata de tener un chequeo general regular para descartar enfermedades o problemas en el corazón. Pon atención a tu cuerpo y sobre todo, haz un monitoreo general para que siempre tengas conocimiento de qué pasa en tu cuerpo.

Fuente: bikeafondo