Tras haber saltado a la fama gracias a su extensa colección de componentes para transmisiones monoplato, la firma británica AbsoluteBLACK continúa con su imparable ritmo de lanzamientos y nos presenta para la temporada 2015 los nuevos bujes de rueda Black Diamond. Destinados a bicicletas de XC y Enduro, estos nuevos bujes de AbsoluteBLACK llegan al mercado haciendo alarde de un verdadero ejemplo de ingeniería moderna, mecanizados en aluminio 7075 con un recubrimiento de acero endurecido de alta durabilidad y con un patentado sistema magnético de trinquetes que nos garantiza la máxima fiabilidad sobre todo tipo de condiciones.

absoluteblack-bujes-black-diamond-2015-1 (2)

Los nuevos bujes Black Diamond de AbsoluteBLACK están disponibles únicamente para montajes de 32 radios, siendo compatibles con ejes de 15 milímetros (buje frontal) y de 12 milímetros (buje trasero), además de con ejes QR convencionales gracias a otros adaptadores, también disponibles de forma separada. Entre las principales características de estos bujes encontramos el mencionado sistema magnético de trinquetes con 26 puntos de contacto, patentado a nivel mundial y uno de los más fiables de la actualidad.

Junto a este sistema magnético de trinquetes, los nuevos bujes de AbsoluteBLACK también hacen uso de rodamientos de cartucho Enduro de 17x30x7 milímetros (6903), alojados en unas jaulas fabricadas en grafito que garantizan una extrema suavidad, eficiencia y durabilidad. Según explica la propia firma, este tipo de rodamientos (6903) soporta hasta 450 kilogramos de carga dinámica, prácticamente el doble de la carga soportada por los rodamientos que podemos encontrar habitualmente en otros bujes de rueda enfocados a la competición.

Con un peso declarado de 138 gramos para el buje frontal con eje de 15 milímetros y un peso de 268 gramos – 263 gramos para el buje trasero con eje de 142×12 milímetros (10/11V – Núcleo XD), los nuevos Black Diamond de AbsoluteBLACK se sitúan directamente como una opción muy a tener en cuenta a la hora de reemplazar los maltratados bujes de nuestras ruedas.

Fuente: TodoMountainBike